lunes, 16 de febrero de 2015

Big Culo Day 2015: culos arácnidos

¡Feliz Big Culo Day!

Nuevamente nos unimos a la celebración del Big Culo Day, nacido al albur del Blog de Jotacé hace ya algunos añitos, y que de una pequeña broma entre los blogs dedicados al cómic ha ido creciendo hasta convertirse en una cita anual que muchos esperamos ansiosos.

Hace dos años dedicamos nuestro post culero a la figura (o a una parte concreta de la misma) de Carol Danvers, Ms. Marvel; mientras que en 2014 nos centramos en la verdosa Hulka.

Para 2015 hemos elegido a un personaje que desde una esquinita del Universo Marvel ha llegado a situarse, pasito a pasito, en el mismo centro; hasta el punto que algunas de las más famosas sagas de los últimos años han pivotado, de una u otra manera, sobre Jessica Drew, la fabulosa SPIDERWOMAN.

En contra de lo que se pudiera pensar, los orígenes superheróicos de Spiderwoman nada tienen que ver con vuestro amistoso vecino Spiderman. Sus poderes fueron fruto de la exposición a temprana edad a tierras ricas en uranio, tras lo cual fue sometida por su padre (un científico colaborador del quien se convertiría en el Alto Evolucionador) a un tratamiento de su invención a base de suero obtenido de la sangre de arañas raras; y ya puestos, la dejó en estado letárgico en un acelerador genético durante unas cuantas décadas. Pasado ese tiempo, cuando Jessica finalmente se despertó, su padre había desaparecido, y ella no recordaba nada de su pasado. Aunque tampoco había mucho que recordar, dado que la metieron en la vaina a la edad de cuatro años, y salió de allí ya bien formadita, hecha toda una mujercita. Lo lógico es que tras tan cuidadoso tratamiento la pobre mujer se quedara medio gagá, y que apenas pudiera vocalizar algunas sílabas sin sentido mientras le resbalaba la saliva por la barbilla; pero en lugar de eso se acercó al pueblo más cercano y consiguió un puesto sirviendo copas.

Al manifestarse sus poderes tuvo la mala suerte de cepillarse a un noviete que le había salido (quiero decir que lo mató por accidente), y tuvo que salir por patas del pueblo, perseguida por la proverbial turbamulta blandiendo antorchas y tridentes. Tras lo cual tuvo la suerte de tomar como mentor a un tipo perteneciente a la organización anarquista criminal Hydra (¡Heil Hydra!), que en sus ratos libres le enseñó artes marciales, espionaje y técnicas de asesinato. Ella no sospechó ni por un momento que el tipo fuera mala persona, ni nada.

El personaje apareció por primera vez en Marvel Spotlight #32, con fecha de portada Febrero de 1977,  donde recibió el encargo de cepillarse (matar) a Nick Fury, director de SHIELD.

Pero Jessica tenía corazoncito, y después de que en Hydra ya se pillaran un buen rebote cuando escogió el rojo como color de su uniforme, en lugar del preceptivo verde corporativo (en un acto, por otro lado, muy anarquista y coherente con los ideales de la organización), confirmó los peores temores de la dirección al no cumplir con el encargo, pasar de asesinatos y echarse de nuevo al monte; esta vez de forma figurada, no literal.

Así que llegamos al Spiderwoman #1, con fecha de portada Abril de 1978.

En su debut con serie propia Jessica aparece en Londres, y el guionista decidió que la mejor manera de atraer lectores era empezar mostrándola fracasando en su intento de robar una lata de tomates en el supermercado. No, no se lo metió bajo la falda; se coló de noche con traje de súpers, como si intentara apropiarse de la Pantera Rosa. Y no quiero miradas condescendientes por ahí, que estamos hablando del guionista Marv Wolfman, ¿eh? Todo un veterano con un buen número de tebeos ya a la espalda. Un respetable creador.

A mitad de cometer su fechoría, como habéis podido ver, decide dar marcha atrás; pero en su huida será interceptada por un personaje que le quita la máscara y parece reconocerla, así que Jessica tiene la GENIAL! idea de dejarse la melena suelta, y teñirse el pelo de... MORENA. ¡Ajajá! ¡Eso no os lo esperabais, eh?! Siperwoman es... ¡RUBIA! Si os cuesta seguir el razonamiento por el cual teñirse el pelo le servirá para preservar su identidad, recordad que SPIDERWOMAN ES RUBIA. Y no olvidéis tampoco el tratamiento al que fue sometida de niña, que os he explicado al principio; puede que eso también tuviera algún efecto en sus facultades mentales.

Y así es como Spiderwoman definió su look característico, que ha ido manteniendo con ligeras variaciones a lo largo de las décadas en los cómics Marvel.

Las sobaqueras en forma de tela, a pesar de la horterez, tenían un motivo práctico dado que le servían no para volar, pero sí para planear (léase: caer con gracia). Es algo que se pudo ver en el mítico Avengers Annual #10, de 1981. Un King Size en el que aparecían los X-Men, y en el que se redefinía el personaje de Ms. Marvel, desaparecida desde el no menos mítico Avengers #200, de Octubre de 1980, que acababa con Inmortus llevándose a Carol Danvers al limbo a jugar a las casitas.

También se daba relevancia al personaje de Pícara (Rogue), por entonces miembro de la Hermandad de Mutantes Diabólicos, e hija adoptiva de Mística, la líder del grupo; que se quedaría de forma permanente con los poderes de Ms. Marvel, y con un problema de coco que la llevaría a pedir ayuda a Charles Xavier en Uncanny X-Men #171, de Julio de 1983. Pero esa es otra historia.

Volviendo al anual de Los Vengadores, fue no otra que Spiderwoman la encargada de salvar a Carol Danvers de una muerte segura en las aguas de la bahía de San Francisco, bajo el Golden Gate, gracias a su habilidad de planear (caer con gracia) con sus sobaqueras; aunque ninguna de las dos se libró, en última instancia, de un frío remojón.


Esa aparición en un cómic de Los Vengadores tal vez anticipaba lo que sucedería muchos años después, cuando se unió al grupo en Los Nuevos Vengadores, y acabaría por convertirse en el eje de una larga serie de sucesos que culminarían con su papel estelar en Secret Invasion, una macrosaga que por una vez no estaba del todo mal. Spiderwoman fue un elemento crucial para la invasión de la Tierra por parte de la raza extraterrestre metamórfica de los Skrulls... aunque creo que al final resultaba que era un doble, o algo. No sé, no me enteré del todo; de la Civil War, que vino después, ya ni hablamos.

Total, que dado el peso que ha ganado el personaje en el Universo Marvel, tal vez no deba sorprender que este mismo año se formara una pequeña tormenta mediática a raíz de la portada ilustrada por el fabuloso Milo Manara, que encabeza este post. Se la pongo otra vez, para que no tengan que subir arriba para volver a contemplarla... sí, es por eso.

En cuanto vi esa ilustración supe a qué personaje iba a dedicar este Big Culo Day 2015. Llámenlo "epifanía", si quieren.

¿La polémica? Al parecer se debió al hecho de que la colección de Spiderwoman está dirigida al público femenino, mientras que el arte de Manara, y esa ilustración en particular, parece apelar más bien a los instintos masculinos más básicos. Bueno, yo no me voy a meter en ese jardín... pero convendrán conmigo en que merece presidir el Big Culo Day, ¿o no?

Pero vaya, que no es la primera vez que los artistas resaltan las formas de Spiderwoman, como les muestro a continuación.




Llegando incluso a protagonizar algún Plano Marciano en su variedad de contrapicado:

Hasta el punto que Kotobukiya le ha dedicado una figura al personaje, con cabeza intercambiable, que puede ser suya si disponen de la modesta cantidad de 1100$ o 1500$. Ea, ¡anímense!






Y por fin, algún cosplay, incluyendo mi favorito, que llevo ya poniendo en 3 Big Culo Days.
El primero es soberbio, insuperable. ¡Excelsior!




Un saludo, y ¡hasta pronto!

2 comentarios:

elninodelaselva 2015 dijo...

Que me pique, que me pique la araña por favoooor... Buena colección.

Tommy dijo...

Yo la llamo "culección" arácnida